Etiquetes

IMG_2433¡Ay Dios mío!, tierra trágame!, no es posible!  Estas son algunas de las expresiones que atravesaban mi mente como una exhalación.

21 de Abril de 1994 en Tel Aviv (Israel). Final de la Liga Europea deBaloncesto. Es habitual que un equipo de baloncesto acuda al pabellón unas dos horas antes del inicio del partido. A partir de la llegada del equipo empieza un baile frenético en el que el podólogo, el doctor, el fisioterapeuta, el preparador físico, el delegado del equipo y el utillero son los verdaderos protagonistas con los jugadores como actores secundarios.

Vendajes, cremas, tonificacion muscular y un sinfín de pequeñas tareas que hacen que un equipo sea campeón. Así que, ubicados ya en ese añorado marco de circunstancias, queda más o menos media hora para que el entrenador Zeljko Obradovic (el más exigente entrenador de Europa) inicie su charla pre-partido.

Ahí está Tomàs Jofresa, preparado para extraer su más preciado tesoro, aquello que le ha permitido hacerse un nombre en el baloncesto europeo, aquello que con su ausencia no sería más que un pato mareado en vez de un rayo sobre el parquet: ¡¡¡sus zapatillas Nike!!! Que precioso es ese último modelo que la marca le ha proporcionado y con el que va a jugar la gran final europea…pero…¡¡¡GLUPS…!!! ¿Dónde están?

Mi compañero mas cercano, si no recuerdo mal era Ferran Martínez, en el vestuario percibe un calor que emana de mi ser ¿Qué sucede Tomi? Nada, nada… – afirmo yo – Quiero morirme. Mi expresión facial se convierte simplemente en un rojo chillón con tonos fuego. Me dirijo a Xavi (el podólogo): Xavi – le digo – Sí, Tomi, ¿que necesitas?

Necesito que no preguntes, que no digas, que no pienses….jejejeje ¿Sabes dónde esta el hotel donde nos hospedamos aquí en Tel Aviv? ¿Ese hotel que está a una hora de este pabellón? Pues te vas en taxi, entras a la habitación 203, abres el balcón y agarras las zapatillas Nike, esas tan preciosas, y si eres tan amable, ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿ ME LAS TRAES…….???????????? Mi tono imperativo y radical tuvo un efecto inmediato ya que en menos de un segundo ya no divisaba su cara de incredulidad y alucine.

Empieza la charla del entrenador mas duro que nunca he tenido (también el más auténtico). Observa a sus jugadores mientras repasa todos los aspectos tácticos en voz alta para que todos ellos, alrededor de él, tengan las ideas claras. Podéis imaginaros, doce jugadores preparados, listos para afrontar el partido más importante de su carrera deportiva. La mirada del entrenador abarca todo. Se percata de que un jugador escucha atentamente pero calzado con unas preciosas Nike… chanclas Nike, de baño, claro!!!  Yo me quería morir. Gracias a Dios el profesor Obradovic no dijo nada en ese momento, aunque todos los componentes del equipo me miraban con extrañeza. Acaba la charla,todos listos para salir a la cancha abarrotada de 9.000 almas. Televisiones en directo de toda europa. Yo sin zapatillas. Mas colorado que un tomate. Aparece Xavi. Aparece mi vida de nuevo. Soy persona otra vez. No habia tanto tráfico, me dice, y el taxista se ha enrollado mucho,  – parecia el correcaminos – exclama Xavi. Todo me miran. -Esperad un instante!!!!!! – grito yo.

Saltamos a la cancha. Mis compañeros y yo. Mis Nike y yo. Soy feliz antes de empezar el partido. Profundamente feliz. Dos horas después habíamos ganado la Liga Europea. Soy feliz. Ya no estoy rojo como un tomate.

Anteayer 24 de Octubre 2006, estuve en mi casa, en el Pavello Olimpic de Badalona, en el Openning de la Liga Europea de Baloncesto 2006-2007. Ayer 24 de Octubre 2006 recordaba todo esto mientras Zeljko Obradovic impartía lecciones al mando del Panathinaikos. !!!! Que grande es !!!!!

Ayer, de vuelta a mi casa e escuchando a Pedro Abrunhosa, recuerdo que os debo muchas lineas. Recuerdo todos aquellos momentos.

Pronto os lo cuento.