Hace poco una persona me dijo algo que caló profundamente en mi. Me dijo que cuando fallecen tus dos progenitores se produce un efecto desconocido que es quedar al descubierto: “Ya no tienes nada por arriba, de repente las raíces no van ya en linea ascendente sino que tus raíces van hacia los lados”. ¿ Hacia los lados? -pregunté yo- La respuesta fue clara: “ahora tus raíces, las cadenas que te unen a tus origenes se dirigen hacia tus hermanos y hermanas”. Van en horizontal básicamente. Me quedé de piedra. Y cuanta razón hay en ello. Así me siento yo ahora.
Es de esas cosas que siempre recordaré porque coincidió con la actual etapa de mi vida en la que estoy inmerso. Algo así te remueve por dentro destapando sentimientos que tenías bien guardados en la maleta que siempre viaja contigo.
Llevo muchos días pensando en ello.
Se crea un sentiento de apego hacia los hermanos muy agudizado. Y me digo a mi mismo que tengo una suerte tremenda de tener y sentir esas raíces. Os cuento por qué.
Hace tres semanas dimos inicio a la segunda fase del Proyecto educativo Sport&Trops. Esta vez el centro que me han asignado es el CEIP Juan Manuel Montoya de Nazaret en Valencia. No se si tengo palabras para definir lo que he sentido en mis primeras apariciones en el centro escolar. Fui avisado desde la dirección del proyecto de que el perfil del alumnado era muy diferente al que había probablemente conocido con anterioridad.
Afirmo categóricamente que no tengo capacidad literaria para describir lo que va a significar este proyecto para mi.
Después de años acudiendo a centros educativos, organizando actividades en centros penitenciarios y atendiendo a colectivos con necesidades especiales, debo decir que este es el reto más apasionante y delicado al que me he enfrentado.
El perfil del alumnado: 90 % raza gitana de origen rumano y de familias totalmente desestrucuradas que en muchos casos han “huído” de su país. Progenitores con antecedentes es lo mínimo y lo máximo….mejor no mencionarlo.
Solo sé que cada día al acudir al centro escolar siento un cosquilleo como cuando iba a jugar un partido importante. Impartir contenidos de valores y hábitos saludables es un reto tremendo que requiere de recursos que yo desconocía que podía desplegar. Agresividad entre ellos, frustración canalizada a través de las amenazas continuas que se atenúa y suaviza milagrosamente al escuchar ejemplos, “batallitas” y experiencias deportivas. Diapositivas y vídeos que arrancan sonrisas que valen todo el oro del mundo para mi… y para ellos. Y os aseguro que lo mínimo que se me pasa por la cabeza es adoptar a cuantos mas mejor…

Sport&Trops

Sport & Trops y los valores

Sport&Trops II

Sport&Trops II

IMG_1644

Con Petrer

Entrar en el centro es “una fiesta”. Decenas de niños y niñas que se te abalanzan como si les fuera la vida y eso os aseguro que te amplifica como persona.
Por ello este trabajo da sentido también a mi vida. Le da color y me hace valorar todavía más que nunca lo que mi padre Josep Maria y mi madre Lita -maestra toda una vida- nos regalaron y aportaron a mis hermanos y a mi: FORMACION, EDUCACIÓN y VALORES que ahora me permiten relacionarme con el entorno y “tener” unas raíces no sólo con mis hermanos y hermanas, tíos y primos, sino con ellos dos aunque ya no están entre nosotros. Si además le sumamos lo que tantos entrenadores en el mundo del baloncesto me enseñaron – no tan solo a jugar bien – sino a comportarme y a ser persona pues el lujo y privilegio es doble. Es un tesoro que valoro profundamente.
Y pienso en la labor que miles y miles de docentes y formadores llevan a cabo cada dia en diferentes partes del mundo. Seguro que si no las tienen por diferentes circunstancias, dichos educadores puedan crear esas raíces en los jóvenes como las que yo ahora puedo tener. Desde Sport&Trops eso intentamos. Dar lo que a nosotros sí nos dieron nuestros padres. Dejaron huella en nuestras vidas. Pero huellas positivas.

Va por todos ellos.

IMG_1794

La Sole a la izda. y sus amigas

IMG_1937

Ciclismo en Sport &Trops